La informatización hospitalaria como una necesidad

por | marzo 7, 2017

Actualmente el uso constante de la tecnología en la información y comunicación es uno de los elementos claves que se encuentra detrás de la transformación que se está experimentando en los servicios sanitarios a nivel mundial, en los países desarrollados dicha tecnología se encuentra presente tanto en los procesos de gestión ambulatorio al igual que el clínico, esto permite que el sistema sanitario pueda agilizar el proceso de gestión de los pacientes ingresados al recinto sanitario, así el personal de salud va a poner tener acceso a mayor información del paciente acerca de sus actividades, mientras que el paciente va a tener sus resultados más rápidos.

El desarrollo de esta tecnología constituye un factor estratégico para cualquier servicio de salud que se encuentre disponible, esto va a ser un beneficio total para los pacientes y familiares, esto se define como eHealth o en su definición en español eSalud lo cual no es más que el uso del sector de salud o de información digital que se transmite almacenada u obtenida de forma electrónica, esto sirve como apoyo de todo el cuidado de la salud ofrecido al paciente tanto a nivel local como a distancia. Manejar una historia clínica informatizada en los servicios hospitalarios por medio de la incorporación de las tecnologías de comunicación e información, esto tiene como principal fin mejorar la asistencia sanitaria además de incrementar la seguridad de la información que se maneja dentro del recinto sanitario.

A su vez también se protege el acceso a la información del paciente desde cualquier servicio o centro, a su vez favorece la equidad en acceso a la cartera de servicios del sistema de salud y poder contribuir al proceso de implantación de la gestión clínica en otros aspectos. Uno de los servicios que más necesita del manejo de información automatizada  es la unidad de urgencias y emergencias, esto presenta algunas características distintivas.

En comparación con otras unidades hospitalarias, el servicio de urgencias presenta algunas características distintivas propias. La atención de salud urgente es un proceso de colaboración entre diferentes profesionales en un contexto donde se trabaja bajo la presión y donde el resultado, no sólo depende de los conocimientos de los profesionales, sino también de la rapidez en la respuesta, trabajando en ocasiones con recursos limitados. Por ello, la gestión de los tiempos asistenciales, la gestión segura de las áreas asistenciales y la adquisición rápida de información relevante del paciente son los pilares que cualquier historia electrónica de urgencias debe manejar.

La informatización de nuestros servicios de urgencias ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad que no podemos eludir y es una responsabilidad tanto de las instituciones como de los propios profesionales que trabajamos en el ámbito de las urgencias y las emergencias, el sistema de urgencias o emergencias necesita que el procesamiento del paciente sea rápido por lo cual es una herramienta importante que mejora de forma significativa la atención hospitalaria.

Una vez de que se planteó la informatización de un servicio de urgencias los profesionales de salud se mostraron totalmente convencidos de que no existía otro camino para poder mejorar la calidad del servicio que ofrecen, pero para que funcione de forma adecuada se debe contar con el apoyo de todo el equipo que mantiene contacto directo con el paciente, gracias a esto existen diferentes interrogantes sobre el tema, como por ejemplo: ¿cómo voy a empezar?, ¿se va a colapsar el departamento de urgencias?, ¿la asistencia va a volverse más lenta? o ¿va a implicarse el resto de las especialidades?.

Son numerosas preguntas que quedan atrás debido a que las ventajas del registro de historia clínica electrónica se centran en acelerar el proceso de registro, facilita el manejo de la información entre el personal de salud cómo doctores y enfermeros, además de que disminuye la probabilidad de error humano y solventa la falta de recurso humano en algunos recintos hospitalarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *